El ISS reforzó su presencia en el interior de la provincia

El ISS reforzó su presencia en el interior de la provincia

En lo que va de este año el Instituto de Seguridad Social (ISS) reforzó notablemente su presencia en el interior de la provincia mediante la consolidación de la capacidad de delegaciones, oficinas y agencias comunales, principalmente del norte de la provincia, que fue afectado por las inundaciones y la desidia del gobierno nacional para resolver los cortes de las rutas nacionales 5, 35 y 188.

 

Si bien es parte de una política institucional del ISS, nos vimos apremiados por la delicada situación hídrica que atraviesa la provincia, en principio producto del conocido fenómeno de las inundaciones que se extendió inusitadamente en el tiempo y se vio agravado por la falta de medidas del gobierno nacional, que dejó al centro y norte de la provincia aislados, ocasionando serios problemas a los/las pampeanos/as para desplazarse de una localidad a otra.
Con el fin de no resentir la atención de nuestros/as afiliados/as del interior, evitándoles gastos y retrasos injustos, se consolidó la capacidad de las Delegaciones, Oficinas y Agencias Comunales -principalmente en el norte de la provincia- mediante la apertura de nuevas oficinas en Rancul (fuertemente afectada por el corte de la Ruta Nacional nº 188) e Intendente Alvear (centro cercano a localidades muy afectadas como Bernardo Larroudé, *Ceballos* Hilario Lagos y Sarah).

Asimismo se reforzó la presencia en la localidad de Realicó (próximo a Embajador Martini, Ojeda, Alta Italia, Falucho y Van Praet) y durante estos días se concretará la entrega de equipamiento informático en la Agencia Comunal de Eduardo Castex, que mejorará notablemente la capacidad operativa del lugar porque contará con la posibilidad de efectuar autorizaciones de prácticas en el momento.

La adversidad climática y el posterior desinterés de las autoridades nacionales, nos han llevado a redoblar esfuerzos y acercarnos aún más a nuestros/as afiliados/as, premisa que será impulsada al resto de las delegaciones, con el convencimiento de que no deben existir pampeanos/as de primera y de segunda, con más o menos acceso a los servicios dependiendo de qué lado del corte les toque vivir, categorización que rotundamente nos negamos a consentir y avalar.