Foto: Diario La Arena

Operativos desbarataron comercio de quiniela clandestina

 

A fines de febrero la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional I realizó dos allanamientos en las localidades de Lonquimay y Anguil, que estuvieron a cargo de la fiscal Cecilia Molinari.
En los operativos se secuestraron en una vivienda particular y una casa-kiosco elementos probatorios de que en ambas localidades funcionaba una red de quiniela clandestina. Además tres personas mayores de edad quedaron a disposición de la justicia.

Las actuaciones se labraron bajo el artículo 301 bis del Código Penal, que tipifica como delito el juego ilegal. La investigación se inició a partir de una denuncia de DAFAS.